Deporte Escolar

Valentina Toro (María Auxiliadora Santiago): “El karate me ha entregado muchos valores”

Valentina Toro (María Auxiliadora Santiago): “El karate me ha entregado muchos valores”

Valentina es tricampeona Panamericana en karate, el cual se ha convertido en su pasión y felicidad.

Valentina Toro es tricampeona Panamericana de karate. Comenzó a practicarlo a los 7 años no muy encantada ni motivada, pero hoy dice que es lo que más le gusta y la ha ayudado bastante a sobrellevar sus problemas personales.

En FM Box conversamos con esta estudiante del colegio María Auxiliadora y esto fue lo que nos contó…

– ¿Podría contarnos de dónde te vino la motivación por el karate?
– A los 7 años mi papá me motivó a hacer karate, él hacía karate cuando joven y el lugar en que nos habíamos cambiado de casa había un lugar donde él entrenaba cerca, me llevó, y a mí no me gustó, encontraba que era un deporte de hombre, yo quería ser cheerleader, quería hacer gimnasia, todas esas cosas. Y después a los 11, ya llevaba 4 años yendo a karate, no por obligación, si no porque igual me gustaba a veces. Mientras entrenaba empecé a notar que habían chicos que entraban a la selección de karate y que viajaban, que iban a campeonatos. Ahí me motivé mucho, quería ser seleccionada, empecé a entrenar más y empezó mi motivación por el karate

– ¿A qué edad comenzaste a practicar karate?
– Empecé a los 7 años, y hacia los 13 empecé a ser de alto rendimiento y seleccionada.

– ¿Te ves a futuro continuando realizando este deporte?
– Obviamente me veo en un futuro continuando con este deporte, porque me ha entregado mucho y porque me gusta demasiado, y lo haré hasta que termine mi edad competitiva, hasta que quiera formar una familia, el karate siempre va a estar y obviamente cuando me ponga a estudiar tengo que poder compatibilizarlo con los estudios.

– ¿Cuántas veces entrenas a la semana?
– Hago 8 sesiones por semana.

– ¿Qué significan para ti los triunfos que has logrado hasta ahora en tu carrera?
– Para mí estos triunfos significan mucho, porque son el reflejo del esfuerzo que he entregado en harto tiempo, porque trabajo hace tiempo, yo cuando empecé el karate, uno entra a la selección a los 12 años, y yo fui a ese campeonato a los 12 años y perdí los regionales, así clasificaban 6, yo quedé séptima, no clasifiqué a los nacionales y me quede afuera y ahí me puse a entrenar más. El otro año quede tercera, y siempre viajan 2, así que tampoco clasifiqué, entonces hubo una niña en una categoría que era un peso más arriba que no viajó, ahí me pusieron en esa categoría en donde tuve que subir de peso, y viajé a ese campeonato y salí tercera y después para el Panamericano tampoco era seleccionada, otra niña de otro peso más abajo viajó, entonces yo viajé y gané el Panamericano, fui el primer lugar. Al otro año me aseguré con la selección. Entonces mi logros reflejan todo el camino que he hecho, ya que me construí desde el fracaso, fue puro entrenar y perseverancia.

– ¿Te parece difícil equilibrar los estudios con el deporte que practicas?
– Sí me parece difícil porque yo voy a un colegio normal de jornada completa y mi colegio igual es exigente, entonces rendir es difícil cuando a las 6 tengo que estar entrenando y salgo del colegio a las 4, obviamente hay que evitar los tacos, entonces salgo antes y no estoy nada en la casa. Después llego a la casa a las 9 de la noche, para bañarme y comer. Y a las 11 hay que ponerse a estudiar, cuando ya estoy muy cansada, entonces es complicado estudiar, mucho más cuando uno viajaba, porque ahí me desconectaba 1 o 2 semanas y llegaba al colegio a rendir pruebas de materia que nunca pasé, es complicado. Si uno quiere rendir bien en el colegio tiene que dormir muy poco, eso tampoco ayuda con el rendimiento del deporte, así que hay que ser muy organizado con eso.

– ¿Podrías definirnos en pocas palabras que significa para ti participar en el básquetbol?
– El karate me ha entregado muchas cosas, me ha entregado la disciplina, la organización, a ser una persona preparada para cualquier caso de peligro,  dicen de los karatecas que tenemos menos control de la ira, que nos podemos agarrar a combos en cualquier parte, pero es todo lo contrario, nos hace ser más calmados, el karate significa todo eso, es un arte muy bonita, por ejemplo cuando tienes problemas en la casa o en el colegio, uno llega a entrenar y se saca el bolso lleno de problemas y además haces lo que más te gusta, olvidas todos tus problemas por un rato, te desahogas. El karate significa mucho para mí porque me ha dado valores para ser la persona que soy yo hoy en día, me ha hecho conocer muchos países, he conocido distintas culturas. Y al final el karate es lo que más me gusta por todo lo que me ha entregado y porque disfruto mucho mientras lo practico.

Comentarios

Deporte Escolar